El mito de la residencia fiscal uruguaya, entrevistamos al Dr. Fernando Alonso.

El mito de la residencia fiscal uruguaya, entrevistamos al Dr. Fernando Alonso.

En este difícil momento que atraviesa Argentina, cada vez son más los compatriotas que miran con encanto hacia el otro lado del río. Uruguay que hizo una buena gestión de la pandemia, se vuelve a presentar como la Suiza de América en pleno siglo XXI.

Cientos de argentinos han iniciado trámites para su radicación definitiva en Uruguay. La Diva de Oro: Susana Giménez, fue una de las precursoras en embarcarse al vecino país, “Estoy encantada en haberme venido” declaró ante la prensa montevideana.

Consultados algunos de los principales estudios jurídicos uruguayos respecto al nivel de incremento de consultas sobre residencia fiscal en el país, manifiestan: qué si bien existió un aumento importante, hasta el momento pocas se terminaron concretando en inicio de trámites reales.

Tratándose de temas patrimoniales y de movilización de grandes fortunas, el sigilo profesional es altamente valorado. En ese sentido, -por una cuestión de reserva-, los escritorios tributarios más buscados por empresarios argentinos para trámites de residencia fiscal han sido los “estudios boutique.” Los mismos poseen escasos funcionarios, trato personal, y giran en torno a profesionales de renombre en el ámbito empresarial.

Entrevistamos al Dr. Fernando Alonso, director de uno de estos “petite estudios”, -quién además de abogado en tierras charrúas-, es Licenciado en Relaciones Internacionales y Diplomado en Derecho Contractual por la Universidad de Harvard. “Si bien por cercanía geográfica y cultural la mayor cantidad de interesados en acceder a la residencia fiscal uruguaya han sido ciudadanos argentinos, también hemos recibido un gran número de empresarios brasileños que se acercaron a nuestra oficina en la frontera Rivera–Livramento para acceder a este beneficio… …y el número viene en constante crecimiento” remarcó Alonso.

Un país encantador, una promesa de vida saludable y el mejor nivel de seguridad jurídica de América latina son las propuestas de Uruguay para atraer capitales y soñadores. Así las cosas, las cartas ya están echadas por el “paisito” que sueña en volver a ocupar el lugar de prestigio que supo tener en el siglo pasado. La pregunta que queda latente es: ¿te animarías al cambio?

Más información:

https://wa.me/message/XO6HLETUSE4SM1

Gachi Alvarez