COMIDAS FAMOSAS Y FAMOSOS

COMIDAS FAMOSAS Y FAMOSOS

Todos tenemos platos favoritos, uno que nos gusta más que todos y que elegimos entre muchas otras opciones.

Los famosos también tienen cada uno el suyo, pueden ser pastas, carnes, o se prefiere dulce sobre lo salado.

Los platos preferidos son aquellos que no podemos resistir, que no podemos dejar de comer o que nos despierta algo en el recuerdo, tal vez la comida de la abuela, de mama.

Uno de los ejemplos es la famosísima Selena Gomez que le encantan los pepinillos en vinagre, en ensalada o en con la hamburguesa. Otra también famosa es Cameron Díaz y su debilidad es con las patatas fritas, manjar de los dioses.

Emma Watson ama las tortillas y en su casa nunca faltan, las combinaciones con lo que hay en la heladera, sus preferidas huevo, salsa y guacamole.

La famosa modelo estadounidense Kendall Jenner muere por las hamburguesas con todo. Lo siente como una pasión. Así de una comida calórica como la hamburguesa nos vamos a una barra de cereal, pasión de Gwyneth Paltrow sobretodo con frutos rojos y no deja de lado su bebida preferida limonada picante con cilantro.

A la actriz Emma Stone aunque ustedes no lo crean le encantan los repollitos de Bruselas y si es con alguna salsa mejor.

La cantante Demi Lovato es felicísima cuando come galletitas con chispas de chocolate recién horneadas, quien no lo seria, el chocolate da felicidad.

La pizza es sin dudas una elección y preferencia de muchos, pero Beyonce no solo es fanática de la pizza de pepperoni sino que también lucio un outfit de la misma pizza.

El actor y cantante Justin Timberlake es fana de la pasta,  espagueti, cinta, tallarines cualquiera sea su versión es bienvenida pero eso sí,  siempre con langosta.

Scarlett Johansson le encantan las alitas de pollo fritas, eso sí, siempre con salsa búfalo.

Otra fanática del chocolate es Britney Spears de la forma que sea y donde sea, no lo rehúsa.

Muy lejos de preocuparse por las calorías estas celebridades comen sus platos favoritos con gusto, siempre con mesura, pero no dejan de hacerlo.

Muchos platos tienen más propiedades alimenticias que grasas que se pueden acumular en el cuerpo. De ser así unas sesiones de gimnasia, caminatas o alguna actividad física logran quemar esas calorías demás que ingerimos.

Por esto es que siempre nos tenemos que dar un gusto, aunque estemos haciendo dieta, porque comer y comer nuestras comidas preferidas es lo mejor del mundo. Nuestra obligación no solo es alimentarnos bien sino y sobre todo ser felices.

Gachi Alvarez