EL GRINCH ESE DUENDE VERDE

EL GRINCH ESE DUENDE VERDE

Hoy por hoy el famoso Grinch es conocido a través de películas, ese duende verde que le gusta más que nada en el mundo arruinar nuestra Navidad.

A pesar de que hoy es conocido masivamente por sus películas, este personaje no es tan viejo como Papa Noel, ya que data de 1957.

Su creador dibujante, historietista y escritor Theodor Seuss Geisel, más conocido por el Dr. Seuss, quien público más de sesenta libros infantiles. Entre sus más renombradas obras se encuentra “¿Cómo el Grinch robo la Navidad” en 1957.

A diferencia de Papa Noel que siempre está relacionado con la bondad, con ser amable con los demás, regalar de lo poco que uno tiene dar al que no tiene nada como señal de afecto y cariño. Papa Noel es amor y se ha convertido en el icono más representativo de la Navidad en cambio el Grinch ese duende verde a quien le encanta que todo salga mal en Navidad, que los regalos no lleguen, que no se junte la familia, el brega para que todo salga mal es el fin de su existencia. Esta decido a hacer infelices a todos robando sus regalos y adornos, su anhelo más profundo es que deje de existir la Navidad.

La aparición de este personaje se debe a que por esa época la Navidad había perdido el fin que la funda el amor, y se había convertido solamente en algo comercial y sin valor de humanidad.

El Grinch no es un ser malo, solo simplemente es que no se dio cuenta que la Navidad es mucho más que regalos, es juntarse con la familia o con amigos, en definitiva, con gente a la que uno ama para desearse lo mejor del mundo, ya casi no importa de qué religión sos, lo que importa es estar juntos esa noche buena y bajo las estrellas estar juntos solo con el deseo de poder hacerlo.

Al final de sus andanzas El Grinch entiende esto y se rinde a los encantos de la Navidad. Aunque este personaje aparece mucho tiempo después que Papa Noel, ya ha conquistado nuestro corazón. Como aquellos niños díscolos, difíciles en que en ellos vemos una chispa de amor, nuestra tarea es sacar ese sentimiento afuera para que suavice sus arranques.

Por lo que en estas fiestas no seamos Grinch, ya sé que no será fácil, ya sé que este año ha sido difícil por cualquier arista que lo veas, pero por favor no perdamos el fin de la Navidad, que en definitiva es lo que mueve el mundo, el amor.

admin